Decenas de adultos mayores que acuden a cajeros automáticos a cobrar su pensión son sorprendidos con préstamos bancarios  que no querían tomar que además afectan sus finanzas por no poder pagarlos, declaró el presidente de la Asociación de Pensionados y Jubilados, Ricardo Rodríguez Rocha.