Y es que a pesar que había estado nominado en varias premiaciones en la Meca del Cine, incluso a un premio Oscar en 2007 por “El Laberinto del Fauno”, esta es la primera vez que Guillermo del Toro gana un Globo de Oro y lo hizo por “La Forma del Agua” (The Shape of Water). Todo sucedió la noche del domingo en el Hotel Beverly Hilton de Beverly Hills. “Quiero disfrutar este momento, se siente muy bonito”, dijo Del Toro con una gran sonrisa y un tanto emocionado. “Pueden pasar 25, 10, 5 años en ganártelo pero cuando pasa es increíble, no tengo palabras”. Su película tenía 7 nominaciones, de las cuales ganó dos premios: Mejor Director y Mejor Partitura Original (Alexandre Desplat). “Estoy muy agradecido con todo el elenco, con toda la producción que realmente hizo un trabajo estupendo y se comprometió con este mundo”, señaló. ¿A quién le dedicas este Globo de Oro? “Se lo dedico realmente a la imaginación mexicana porque tenemos un punto de vista muy único, muy potente, muy puro y sobre todo como dije en el momento de ganar un León de Oro en Venecia, la fantasía, el género fantástico no se impulsa naturalmente en Latinoamérica y esto es muy bonito. Si yo fuera un joven empezado a contar este tipo de historias es un buen momento”, dijo. ¿Pesa el Globo de Oro? “Si pesa un poquito, pero pesan más los años”, expresó.