El número de muertos tras las lluvias torrenciales de los últimos días en el noreste de Brasil se elevó a 100, informaron este martes las autoridades locales, que continúan buscando a 14 desaparecidos. 

Con la ayuda de “perros detectores y aeronaves”, más de 400 bomberos continuaban buscando a los desaparecidos, en su mayoría soterrados bajo el lodo que arrasó barrios enteros en la región metropolitana de Recife, capital de Pernambuco. 

Una de las comunidades más afectada fue Jardim Monteverde, un barrio pobre erguido en una ladera donde decenas fallecieron arrastrados por un “tsunami” de barro, según relatos de vecinos.

Las fuertes lluvias en Brasil

Al menos 24 municipios del estado decretaron la situación de emergencia por los estragos, que dejaron más de 6 mil personas sin hogar o desplazadas y grandes daños en las infraestructuras.

Fallecidos y desaparecidos en Brasil

El evento más letal tuvo lugar el sábado en la comunidad Jardim Monteverde, una zona con casas precarias en la frontera entre Recife y el municipio de Jaboatao dos Guararapes, donde un deslizamiento de tierras soterro casas enteras provocó la muerte de 19 personas.

Desde la tarde del sábado, Flávio José da Silva sigue buscando a su padrastro Gilvan entre los escombros de lo que era su casa. Poco después de que el cierro colapsara, logró hablar con él. “Nos dijo ‘estoy aquí debajo de la tierra’. Esperamos encontrarlo vivo”, relató, señalando a la montaña de desechos mezclados con lodo.

En Jardim Monteverde, los rescatistas, ayudados por voluntarios, retiraban escombros en medio de una gran destrucción y el dolor de los vecinos.

Las lluvias empezaron a mediados de la semana pasada, pero se intensificaron el fin de semana.