La Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) llevará a cabo un paro este jueves 2 de junio en la Ciudad de México como una medida de presión al gobierno de Claudia Sheinbaum para que autorice un incremento de tres pesos al costo del pasaje en las distintas rutas concesionadas en la capital mexicana.

De acuerdo con el gremio de transportistas, el paro iniciará este jueves a las 7 de la mañana y aunque no se han definido los puntos afectados,se prevé que los bloqueos puedan realizarse en avenidas aledañas al Centro Histórico, pues se debe recordar que el pasado 26 de mayo, esta agrupación implementó un bloqueo sobre las avenidas Izazaga, Pino Suárez, Eje Central, Isabel la Católica y 20 de Noviembre, en la alcaldía Cuauhtémoc, a solo unos metros del Zócalo capitalino.

Otras importantes vías que podrían verse afectadas son Reforma, Insurgentes, Calzada Ignacio Zaragoza, Revolución y Periférico, sin embargo, siguen las negociaciones con autoridades capitalinas a través de una mesa de trabajo.

Al respecto, la Jefa de Gobierno solicitó a los concesionarios del transporte público “que no haya bloqueos” y aunque sostuvo que el incremento que solicitan, de tres pesos, es muy elevado, tampoco cerró la puerta de manera completa a un aumento en las tarifas de transporte público en microbuses, autobuses y vagonetas.

El transporte en la Ciudad de México tiene una tarifa actual que va de los 5 a los 7 pesos mientras que en el resto del país va de 12 a 14 pesos.

Claudia Sheinbaum también hizo gran hincapié en reconocer que, aunque los insumos como la gasolina han aumentado en niveles considerable los últimos años, es inviable encarecer el transporte público en la capital ya que tendría un impacto significativo en la economía de los miles de usuarios que se mueven a través de estas unidades.

La Fuerza Amplia de Transportistas aseguró que la administración de Sheinbaum no ha cumplido su promesa de acordar un aumento de tarifa que les permita enfrentar los altos costos de operación y mantenimiento. Adelantaron que no se conformarán con una autorización de 50 centavos a un peso.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Martí Batres, expuso que los representantes de este sector están en su derecho de manifestarse pero no a costa de terceros, y agregó que se desarrollan mesas de trabajo con este gremio donde el gobierno local está representado por dos subsecretarios: el subsecretario de Transporte, Luis Ruíz, y el subsecretario de Gobierno, Ricardo Ruíz.