El polémico juicio entre Johnny Depp y Amber Heard llegó hasta la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en Palacio Nacional.

Sin embargo, contrario a la reacción de la opinión pública, el mandatario no evocó dicha querella para expresar su apoyo a Depp o a Heard, sino para reprochar la supuesta lentitud del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) para definir la situación legal de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón y vinculado al Cártel de Sinaloa.

Esto, derivó tras un recuento que el tabasqueño realizó sobre los supuestos errores de sus antecesores. Bajo ese tenor, Andrés Manuel reclamó a la justicia del país vecino por los años que han tardado en dar un veredicto hacia el ex funcionario. Una situación que, aseguró, resulta “rarísima” al compararlo con el juicio entre Depp y Heard que, según él, sólo tardó meses en procesar y culminar.

“Me llama la atención de una denuncia muy publicitada de dos esposos divorciados. (…) Todo el proceso tardó seis meses y lo de García Luna ya lleva años. Está rarísimo. ¿Qué no tienen información? ¿Por qué tanto tiempo?”:.

Genaro García Luna figuró como uno de los principales apoyo de Calderón Hinojosa durante su administración. (Foto: Cuartoscuro)

Desde diciembre del 2019, García Luna se encuentra recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, en Nueva York, señalado de asociación delictuosa y crimen organizado.

La orden de aprehensión fue emitida por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y cumplimentada en la ciudad de Dallas, en el estado de Texas.

Según el gobierno ahora liderado por Joe Biden, el exsecretario se habría relacionado directamente con los altos mandos del Cártel de Sinaloa, permitiendo el envío de toneladas de cocaína y otras drogas a Unión Americana sin mayor consecuencia.

De hecho, el primer involucramiento de García Luna con el narcotráfico se ventiló en 2018, durante el juicio del siglo (proceso legal contra Joaquín El ChapoGuzmán Loera), cuando su nombre fue mencionado por Jesús El Rey Zambada, narcotraficante y hermano menor del Mayo Zambada.

El Rey, quien hizo de cooperante para las autoridades, expuso que la organización criminal realizó pagos -sobornos millonarios– al entonces titular para proteger las actividades de El Mayo, jefe y fundador del Cártel de Sinaloa.

Andrés Manuel reclamó a la justicia del país vecino por los años que han tardado en dar un veredicto hacia el ex funcionario. (Foto: Infobae)

De esa manera, para octubre del 2021, se acordó que el inicio del juicio contra García Luna comenzaría en “el verano de 2022″. La fecha quedó tentativamente definida en octubre del año ahora en curso, pero a falta de una definición absoluta, la posibilidad de extenderse es una realidad, por lo que enero de 2023 es una opción.

Por otra parte, el 24 de mayo pasado, el Juzgado Décimo de Distrito le negó un amparocon el que pretendía salir de la Lista de Personas Bloqueadas de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

De acuerdo con la dependencia, se comprobó ante el juez Roberto Fraga Jiménez que las acciones de bloqueo se hicieron en cumplimiento de un acuerdo internacional para frenar a entidades por posibles delitos relacionados con el blanqueo de capitales.

Según los registros judiciales consultados por Infobae Méxicola demanda fue presentada el 4 de febrero de 2020, casi tres meses después de que García Luna fuera detenido en Texas y trasladado a Nueva York por cinco cargos relacionados con narcotráfico.