Estados Unidos eliminará el requisito de que los viajeros internacionales se sometan a una prueba de covid-19 un día antes de tomar sus vuelos a ese país, anunció la Casa Blanca.

Según un vocero estadunidense, Kevin Muñoz, quien anunció en su Twitter el levantamiento de este requisito, las autoridades sanitarias seguirán «evaluando las necesidades con base en la ciencia y el contexto de circulación de las variantes».

Tiroteo dentro de un negocio en Maryland deja 3 muertos

La medida se tomará a partir del domingo tras una fuerte presión por parte de las aerolíneas y la industria de los viajes, señalaron fuentes del gobierno estadunidense a las agencias AP y Reuters.

Se prevé que el gobierno del presidente Joe Biden anunciará más tarde que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dejarán de exigir las pruebas de covid-19 previas a la salida para los viajeros que lleguen a Estados Unidos tras haber determinado que este requisito ya no es necesario.

El funcionario que habló con AP, bajo condición de anonimato, para adelantar el anuncio formal, dijo que los CDC reevaluarían la necesidad del requisito de prueba cada 90 días y que podría restablecerse si surge una nueva variante preocupante del coronavirus.

El gobierno de Biden implementó el requisito de las pruebas covid el año pasado, tomando distancia de las restricciones más severas que prohibían los viajes no esenciales desde varias decenas de países (la mayoría de Europa, China, Brasil, Sudáfrica, India e Irán) para enfocarse en catalogar a los viajeros por el riesgo que representaban para los demás.

También aplicó el requisito de que los adultos extranjeros no inmigrantes que viajaran a Estados Unidos debían estar completamente vacunados, con excepciones limitadas.

El mandato inicial permitía que quienes estuvieran completamente vacunados mostraran prueba de una prueba negativa dentro de los tres días previos al viaje, mientras que las personas no vacunadas tenían que presentar una prueba realizada dentro del día anterior al viaje.

En noviembre, cuando la variante ómicron altamente contagiosa se extendió por todo el mundo, el gobierno de Biden endureció el requisito y exigió a todos los viajeros, independientemente de su estado de vacunación, que se hicieran la prueba dentro del día anterior a su viaje a Estados Unidos.

Las organizaciones de aerolíneas y turísticas han presionado al gobierno desde hace meses para que eliminara el requisito de prueba, alegando que estaba disuadiendo a las personas de reservar viajes internacionales. Muchos otros países han levantado sus requisitos de prueba para los viajeros completamente vacunados a fin de impulsar el turismo.

Las organizaciones del sector argumentaron en febrero que el requisito de las pruebas era obsoleto debido a la gran cantidad de casos de ómicron que ya existían en todos los estados norteamericanos, las tasas de vacunación más altas y los nuevos tratamientos contra el coronavirus.