Monterrey, NL. Cansados de esperar autorización y boletos de autobús para viajar a ciudades fronterizas de Coahuila y Tamaulipas, grupo de migrantes decidió que se irá caminando hasta la frontera con Estados Unidos.

Inicialmente era solo un grupo, pero al salir de la Central de Autobuses de Monterrey, se dividió en dos, para iniciar el viaje hacia Piedras Negras y Ciudad Acuña, Coahuila, que podría durar hasta una semana.

El contingente salió de la Central de Autobuses poco después de las 6 de la tarde de este jueves, mientras la Secretaría Estatal de Igualdad e Inclusión les repartió agua y comida.

Decenas de unidades de la Policía regia llegaron a la Central de Autobuses para agilizar la vialidad. También arribaron uniformados de Fuerza Civil.

Luego de salir de la Central de Autobuses, la caravana se dividió en dos grupos durante el trayecto, el primer contingente con 200 personas , se dirigió al norte por la avenida Alfonso Reyes, cruzarán los municipios de Monterrey, San Nicolás y luego General Escobedo, para tomar la carretera a Monclova, pretendiendo llegar a Piedras Negras, Coahuila.

Las personas, entre ellas mujeres y niños, caminan hacia el norte cargados sólo con algunas botellas de agua y restos de comida que guardaron durante su estancia en Monterrey.