• Extraen el riñón a través de cirugía de mínima invasión
• Esta técnica ha demostrado una menor morbilidad, comparada con la cirugía a cielo abierto clásica

La Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Torreón, incorporó la nefrectomía laparoscópica a su cartera de servicios, con el objetivo de disminuir la convalecencia y los riesgos quirúrgicos a los donadores vivos de riñón.

El titular de la Unidad de Trasplantes, doctor Néstor Escareño Montiel, explicó que este procedimiento consiste en la extracción del riñón por medio de pequeñas incisiones y con el apoyo de instrumentos que se insertan en el abdomen, lo que también se conoce como “cirugía de mínima invasión”.

Esta técnica ha demostrado una menor morbilidad, comparada con la cirugía a cielo abierto clásica, disminuye el dolor y la necesidad de analgesia, aunado a que brinda una recuperación más rápida y la persona podrá reincorporarse a sus actividades en menor tiempo.

El procedimiento ya se realizaba en otros centros médicos y ahora se suma la UMAE No. 71.

Escareño Montiel abundó que la mayoría de los trasplantes son a través de donadores vivos de riñón por lo cual representa un beneficio importante.

Finalmente El titular comentó que tras la emergencia sanitaria por COVID-19 el hospital realiza un promedio de tres trasplantes por semana, con extremas condiciones de seguridad.