El presidente Andrés Manuel López Obrador amagó con defender a México si las consultas en materia energética por parte de Canadá y Estados Unidos en el marco del T-MEC son parte de sanciones políticas.

“Tenemos muchísimos elementos para responder y si se trata de una sanción de tipo política nos vamos a defender”, afirmó.

El mandatario sugirió que dichas consultas pudieron ser promovidas por personas “que se dedicaban a saquear a México” y que se han visto afectadas por sus políticas energéticas.

“Como se les puso un alto, un ‘hasta aquí’ empezaron a hacer trabajo en Estados Unidos y lograron esto”, señaló y reiteró que “si no hay razón” para realizarlas “nosotros no vamos a quedarnos con brazos cruzados”.

Esto luego de que el gobierno de Canadá siguiera los pasos de Estados Unidos y anunciara este miércoles consultas de resolución de disputas bajo el T-MEC en materia energética, debido a violaciones en varios capítulos del acuerdo en el tema.

“Estamos de acuerdo con Estados Unidos en que estas políticas son inconsistentes con las obligaciones de México en el T-MEC. Nos estamos uniendo a Estados Unidos en la toma de medidas mediante el lanzamiento de nuestras propias consultas en el marco del T-MEC para abordar estas preocupaciones, al tiempo que apoyamos a Estados Unidos en su desafío”, expuso la portavoz del Ministerio de Comercio Internacional de Canadá, Alice Hansen, en un documento.

López Obrador aclaró este jueves que se trata de un procedimiento establecido en el tratado y al que se ha recurrido en cinco ocasiones: “Lo ha hecho Estados Unidos en contra de Canadá, Canadá contra Estados Unidos, y ahora Estados Unidos y Canadá contra México”, dijo el mandatario.

Aunque el Gobierno Federal expresó desde el miércoles su apertura para alcanzar acuerdos, el presidente enfatizó que no negociará el dominio del petróleo, lo cual quedó establecido cuando se renegoció el tratado.

“Podemos tener relaciones comerciales pero nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra Constitución y nuestras leyes, nosotros no vamos a poner en negociación el dominio del petróleo”, sostuvo.