El juez Adrián Fernando Novelo Pérez, del Primer Distrito del estado de Yucatán, decretó que no se puede llevar a cabo una revisión para valorar si el Gobierno federal violó las suspensiones otorgadas para frenar la construcción del tramo cinco del Tren Maya.

Según el juzgador, las pruebas otorgadas por la asociación Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS) no son suficientes para comprobar que en efecto se retomaron las obras en la zona.

PUBLICIDAD

A pesar de reconocer que se estaban llevando a cabo obras en la zona, Novelo Pérez consideró que las pruebas presentadas no son idóneas ya que no determinan si estas se están llevando a cabo para continuar con la construcción del tramo cinco o para algo más.

“La prueba señalada no es idónea, debido a que la persona que en su caso la realizara en los términos pedidos, no podría determinar de forma fidedigna con solo los sentidos se están llevando a cabo obras en ese momento en el lugar referido en el memorial de cuenta, o si las mismas se han estado llevado a cabo, obras relacionadas como parte del proyecto ‘Tren Maya’ en su tramo cinco norte”, determinó el juzgador.

Consideró que “es necesaria mayor información por parte de las autoridades o personas que están realizando esas obras, que la simple manifestación de las personas que ahí se encuentren, lo que evidentemente no se obtendría por la sola inspección de un fedatario en el lugar precisado”.

Tren Maya, obra de seguridad nacional

Esta sentencia se da a pesar de que el pasado 18 de julio, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Javier May, declaró que se había declarado al Tren Maya como obra de seguridad nacional para que se pudieran retomar las obras a pesar de las suspensiones obtenidas.

Por otro lado, José ‘Pepe’ Urbina, buzo que presentó el amparo que llevó al freno de la obra, detalló a El Financiero el pasado 24 de julio que los trabajos de la construcción del tramo cinco del Tren Maya, que cuenta con una suspensión definitiva y diversas suspensiones provisionales, fueron reanudados desde la noche del 13 de julio.


En entrevista, Urbina aseguró que esto sucedió mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba de gira en Estados Unidos, y cinco días antes de que May hiciera el anuncio de que se habían declarado como obras de seguridad nacional.

En las imágenes con las que cuenta este diario, y que fueron tomadas en el kilómetro cinco de la Ruta de los Cenotes, en Puerto Morelos, se ve cómo las máquinas regresaron, además de que se talaron nuevos árboles.

Al ser consultado sobre estas imágenes, Pepe aseguró que a principios de mes “eso era selva”, y en su lugar ahora se ve un camino de árboles talados y maquinaria pesada para la construcción del tren.

Durante la entrevista, el buzo explicó que “el 13 de julio metieron furtivamente las máquinas en la noche. Esto me lo reportaron las personas que están involucradas en los programas de protección de los jaguares, que Fonatur tampoco reconoce que existen”.