 Dan soporte al plan de recuperar niveles tradicionales de producción.
 Acciones comprenden las siderúrgicas y minas de carbón y fierro.

En aplicación de un programa de incremento progresivo de la producción delineado por la
Presidencia del Consejo de Administración, se desarrollan en minas y siderúrgicas de la
cadena productiva acciones generales de mantenimiento y rehabilitación, con el fin de
asegurar la disponibilidad del conjunto de los equipos.
Sujeto al comportamiento de la demanda en el mercado, el objetivo es alcanzar en el
segundo semestre un nivel de producción por encima de las 200 mil toneladas mensuales de
acero líquido, para su transformación en productos de alto valor agregado.
Con ello se fortalecerá la capacidad de la empresa para aprovechar las mejores condiciones
de mercado, a fin de fortalecer la situación financiera de Altos Hornos de México y las
subsidiarias, con el objetivo de acelerar el cumplimiento de sus compromisos.
En las plantas siderúrgicas de AHMSA, a los trabajos en marcha en el Alto Horno 6 y el
BOF1, con el fin de su eventual reencendido, se sumó el mantenimiento mayor en la
Colada Continua 2 del departamento BOF2, una de las cuatro unidades que transforman el
acero líquido en planchón, trabajos con duración de tres semanas.
Marca Demag-Hitachi, la Colada Continua 2 fue construida en 1983, con capacidad para
procesar 750 mil toneladas anuales de planchón con dimensiones ajustadas a los
requerimientos planteados por los diferentes clientes.
En paralelo, prosiguen las labores de reacondicionamiento en ambas plantas coquizadoras,
así como trabajos menores en el Alto Horno 5 y unidades de apoyo a la producción, en que
participa personal de Ingeniería de Proyectos, BOF 2 y Colada Continua, Abastecimientos,
Seguridad Industrial, Supervisión de Obra y Protección Industrial, entre otros.

Asimismo, en la producción de carbón metalúrgico la Unidad MIMOSA inició los trabajos
previos para habilitar una segunda frente larga en la Mina VIII, yacimiento situado en la
zona de Conchas Sur, que tras el cierre de Mina VII por agotamiento de reservas será el
principal soporte para las coquizadoras de AHMSA.
En la Unidad Hércules se retomó el desarrollo del proyecto Artemisa, destinado a elevar la
generación de concentrado de fierro para envío a la peletizadora en Monclova, a la vez que
se realizan los trabajos geológicos para el dimensionamiento de un manto de mineral
aledaño a las actuales minas en operación.
Los primeros trabajos de barrenación han arrojado resultados positivos en cuanto a la
calidad del mineral detectado y el proceso continúa en la confirmación reservas, que
garantizarán en muy largo plazo la capacidad de autoabastecimiento de la empresa.